Carta abierta a candidatos presidenciales y del Senado 2018

Febrero 23, 2018 // Articulo Tomado de Comunicaciones ATC

Señores (as)
Candidatos a la Presidencia de la República de Colombia y Senado periodo 2018 - 2022

 

Asunto: Carta abierta desde el Sector Transportador de Carga.

 

Para los transportadores de carga del país el periodo de Gobierno que termina realmente no ha sido el mejor, venimos de dos mandatos en los cuales nunca se entendió que el transporte es mucho más que vías e infraestructura. El transporte y la dinámica económica del país requieren algo más que asfalto para funcionar adecuadamente y otro aspecto que este Gobierno nunca logró comprender, es que en el transporte como en otros sectores hay un factor social que no se puede dejar de lado en las decisiones que se toman, por estas razones es que el Gobierno saliente se ha caracterizado por los llamados “Paros de Transportadores”.

Desde ATC consideramos que los errores del pasado no los podemos seguir repitiendo, el país necesita que este sector tan importante sea mirado de una manera más íntegra y responsable.

 

Con esto, desde ATC hemos generado una lista de los temas principales en los cuales el nuevo Gobierno y el Senado de la República deben proyectar sus gestiones en pro del sector:

1. Mantener la Política del 1 a 1:  

Según disposiciones legales establecidas en la Ley 105 de 1993 es obligación del estado “racionalizar los equipos apropiados de acuerdo a la demanda” el gobierno actual desconociendo esto emitió el Decreto 1517 de 2016 el cual sin ninguna justificación técnica apertura el mercado de vehículos de carga agudizando aún más los problemas del sector, solo beneficiando a algunos particulares con esta medida y poniendo en riesgo de monopolización  un servicio público y trasversal para la economía del país.

En Colombia los vehículos de carga no se renuevan debido a la misma sobreoferta de vehículos,  esta condición del mercado no permite que existan recuperaciones de capital, por esta razón hasta tanto no se regule el parque automotor según la demanda del servicio y exista un verdadero control por medio de un código del transporte, la apertura del mercado lo único que va a generar es una masacre social generando un desplazamiento laboral y la monopolización del sector.

2. Código del Transporte:

El servicio público del transporte carece de un código o Ley que establezca con claridad los parámetros en los que se debe prestar el servicio, por esta razón la Superintendencia de Puertos y Transportes en vez de cumplir sus funciones misionales se ha convertido para el estado sencillamente una entidad de recaudo sin hacer una verdadera y objetiva vigilancia de la prestación del servicio de transporte, la ausencia de este código y la sobreoferta tanto de vehículos de carga como de empresas de transporte, ha desarrollado en el sector una competencia desleal a gran escala en la que perdemos todos pues no se busca en ningún aspecto un servicio de calidad si no que toda la cadena se somete a una bajasta de los precios que ,inclusive ,conlleva a problemas de seguridad vial.    

3. Excepción de IVA para insumos del transporte de carga:

Siempre hemos escuchado el discurso de que el transporte de carga en Colombia es demasiado caro, pero por intereses propios nunca se profundiza en él porque es tan costoso y la realidad es que de la canasta de los costos del transporte el 40% corresponde a combustible, que es el insumo básico para prestar el servicio y tiene un IVA del 19%, mismo impuesto que se paga por todos los demás insumos para el transporte de carga, en un sector tan golpeado negativamente en el aspecto económico una medida como esta lo único que hace es fomentar la ilegalidad y la comprar de suministros de mala calidad con el afán de bajar el costo de algunos insumos, adicionalmente para nuestro sector el IVA se vuelve un costo adicional, pues todos los suministros tienen IVA pero el servicio de Transporte No, por lo tanto no tenemos forma de descontarnos este impuesto de ninguna manera.

Todo en Colombia se mueve por un camión de carga por lo tanto que todos sus insumos tengan este IVA encarece todos los artículos de consumo de los colombianos y genera los altos costos de los que tanto se quejan los exportadores e industriales del país.

4. Política Integral de Peajes:

Que en Colombia existan 140 peajes y de estos 123 estén bajo el control de privados (ANI) y tan solo 17 sigan a cargo de INVIAS, es una clara muestra de cómo un elemento del orden público como lo son las vías, se ha convertido en un negocio de particulares, negocio en el cual no se percibe por parte de los usuarios de la vía que se reflejen efectivamente estos valores pagados, esta situación requiere de una política que brinde transparencia en todas las gestiones recaudo de peajes y se dictan reglas claras sobre las tarifas y la instalación de casetas de peajes, no podemos seguir llenando el país de casetas de peajes sin ningún control en nombre del desarrollo de la infraestructura.     

5. Política de trabajo decente en el transporte:

Últimamente se ha convertido en un tema constante el tema de la seguridad vial, pero se ha dejado de lado un tema de suma importancia para esto y es las condiciones laborales de los transportadores de carga, las campañas que se hagan en temas de seguridad vial caen en oídos sordos, si las personas que conducen los vehículos son sometidos a los peores tratos posibles y su nivel de agotamiento es la mayor causa de accidentes en el sector, es absolutamente necesario tanto para la logística como para la seguridad vial del país que se desarrolle entre el Ministerio de Salud, el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Transporte una política integral de trabajo decente para los operarios de vehículos de servicio de público y en este proceso se debe contar con todos los participantes de la cadena puertos, patios de contenedores, generadores de carga, empresas de transporte, propietarios de vehículos y conductores de vehículos de servicio público.

Es inocuo hablarle de seguridad vial a una persona que ha estado expuesta al sol y al agua 10 horas y debe conducir de corrido otras 10 horas para entregar al dia siguiente, a primera hora.

6. Formalización del sector:

Este aspecto se debe desarrollar en 2 elementos, uno la legalidad en el sector y dos la capacitación dirigida a los actores del sector.

+ Legalidad: Una clara muestra de la ilegalidad creciente en el sector transporte de     carga es la enorme sobre oferta que existe tanto de empresas de transporte como de camiones de carga, en Colombia hay 3404 empresas de transporte a Febrero de 2017 y de estas el 44% No reportó información al Ministerio de Transporte en 2017 y el 23% reportaron en 1 y 5 viajes este comportamiento al que ni la DIAN, ni la Superintendencia de Puertos y Transporte y muchos el Ministerio le que querido prestar atención desarrolla un ambiente de complicidad del estado para todos los delitos que esta falta de vigilancia y control permiten como lo son el lavado de activos con empresas fachadas , el hurto de mercancías y adicionalmente en otro tipo de conductas el abuso de posición dominante en la cadena.

+ Capacitación: Este es otro aspecto en el cual el Gobierno saliente tampoco mostró voluntad para sacarlo adelante, nunca se avanzó más allá de reuniones y comités en el SENA y el curso de Mercancías Peligrosas que fue el único que salió adelante, se volvió un negocio de particulares por la falta de capacidad del SENA para dictar estos cursos y sin ningún efecto en la práctica.

Si el país de verdad quiere tener una logística de talla mundial debe preparar y capacitar a sus transportadores en temas como Servicio al Cliente, Legislación del Transporte, Técnicas de conducción eficiente y Logística básica. Siendo el transporte de carga por carretera el principal medio para la dinámica económica del país, debe ser una prioridad para el estado la profesionalización de los transportadores.

7. El Transporte de carga como ocupación de alto riesgo:

No es entendible como siendo los accidentes de tránsito la segunda causa de muertes violentas en el país, el oficio de los transportadores no es aún contemplado como una ocupación de alto riesgo, las largas jornadas, las inhumanas condiciones a las que son sometidos por puertos y generadores de carga, la mala alimentación, las altas temperaturas, cortos periodos de sueño y estar fuera de sus hogares la mayor parte del tiempo, son algunas de las condiciones a las que se someten en el desarrollo de sus actividades los transportadores de carga, estas condiciones claramente justifican la inclusión de la actividad del transporte como una ocupación de alto riesgo, es necesario que se adelantes los estudios pertinentes para lograr la reforma pensional considerando las condiciones extremas en la que los transportadores desempeñan su labor.

8. Restricciones de carga = Asfixia Logística:

En el desarrollo del 2017 y ya en lo corrido del 2018 los transportadores de carga hemos sido frecuentes víctimas de los abusos del Ministerio de Transporte por las constantes e intempestivas modificaciones a la restricción de carga, actualmente la Resolución 2307 de 2014 mantiene las operaciones de transporte de mercancías restringidas 47 días del año, pero adicionalmente cada Alcalde y Gobernador restringe sus vías a su antojo sin ninguna consideración técnica, esto ha convertido el mapa vial del país en una colcha de retazos para la movilización de las cargas, a esto se debe sumar que cada evento deportivo o cultural que se haga generan también una restricción a la movilización de la carga y que toda manifestación por falta de algún servicio público se traslada a bloqueos de vías en carreteras los cuales en 2017 registraron 487 bloqueos en vías nacionales.

Estas condiciones nos llevan a desarrollar la actividad transportadora de carga en un ambiente de Asfixia Logística, la capacidad para violentar el Art. 24 de la Constitución Colombiana no puede seguir estando en manos de Alcaldes y Ministros que en sus afanes de mostrar cifras positivas en la reducción de muertes violentas lo único que saben hacer es restringir la carga, desconoció este Gobierno a su conveniencia que detener el transporte de mercancías es detener la economía y el desarrollo del país.

Con base en esto se hace necesario que desde el Senado de la República se genere una comisión técnica con participación de los gremios para que se analicen las restricciones viales y esto sea como lo establece la constitución una ley y no el inmenso número de Resoluciones y Circulares que hoy en día impiden la libre circulación por el territorio nacional de este servicio público.             

Es el transporte de carga un servicio público y transversal en la dinámica del país, pero este Gobierno sólo se acordó de esto, cuando en medio de las inmovilizaciones del sector necesitaba una excusa para atacarnos con la mayor violencia posible o cuando necesitó una justificación para los resultados de la mala administración económica del país. El sector y Colombia requieren con urgencia que el transporte de carga  sea tenido en cuenta y de esta manera seguir siendo, en condiciones apropiadas, la columna vertebral del desarrollo del país.

 


Cordialmente.

REGRESAR

Últimas noticias

Noticias

El SOAT se expedirá en un nuevo formato

Noviembre 27, 2018
LEER MÁS AQUÍ
Noticias

MinTransporte publica nuevo reporte de vehículos de carga mal matriculados

Noviembre 22, 2018
LEER MÁS AQUÍ