La ATC considera inaceptable el incremento de 101 pesos en el precio del ACPM

Agosto 24, 2018 // Articulo Tomado de Andrés Felipe Rivera

En el buen desarrollo y funcionamiento de los sectores productivos asociados a todos los segmentos del transporte, el combustible cumple un papel indispensable en la prestación de los servicios públicos que son pilar fundamental para la economía del país.


Desafortunadamente el transporte de carga ha venido sufriendo una asfixia mes a mes con el incremento en los precios de los combustibles, cifras que a la fecha representan récord histórico con la nueva alza del ACPM en 101 pesos y la gasolina en 36 pesos para el mes de septiembre (Promedio total nacional de $8.918 para el galón de gasolina y de $8.337 para ACPM). Así, en lo que va del año, el galón de gasolina ha subido 443 pesos, para un alza del 4,7 por ciento, por encima de la inflación acumulada, y en el último año el aumento va en 844 pesos por cada galón de ACPM.

Dentro de los componentes del precio por galón de ACPM, el consumidor final está pagando en los rubros de impuestos y otros alrededor de 37.2% equivalente a 3.110 pesos por galón y 5.191 pesos referentes al ingreso al productor, lo que genera una afectación directa al índice “Costo país” y a la canasta familiar de los colombianos.


Para el sector trasportador de carga como eje transversal de la economía colombiana, es preocupante ver la falta de sustento técnico y la arbitrariedad con la que el Ministerio de Minas establece las tarifas de los combustibles, donde se dice tener la base en una política de precios y determinar el alza en los combustibles con el aumento en los indicadores internacionales de los refinados en el mercado de la Costa del Golfo (EE.UU.) y el ajuste en los valores del ingreso al productor del etanol, pero en realidad, lo que se evidencia es una incoherencia frente al comportamiento internacional y la fórmula que lo determina.


Los combustibles representan alrededor del 40% de los costos totales del transporte de carga por carretera y estos comparados con la calidad y la refinería que se ofrece en otros países, determina que tanto la gasolina como el ACPM colombiano, son de muy baja calidad, afectando factores como la calidad del aire, las condiciones ambientales y la competitividad.


Felipe Muñoz, Director de Gestión Gremial ATC, asegura que el Gobierno Nacional debería dar marcha atrás al incremento del mes de septiembre y dar cumplimiento a la Resolución 90042 del 2014 originada en el Ministerio de Minas, o de lo contrario generar una política de subsidios al transporte público, tal y como ocurre con otros sectores de la economía nacional. Igualmente el Gobierno podría considerar la eliminación del IVA en el combustible únicamente para el sector transporte y de esta manera subsanar estas alzas que atentan contra la logística y la competitividad del país.


“Queremos que de forma participativa se revalúe la fórmula de incremento del combustible, pues en este momento sólo satisface comercialmente al productor, que se lleva el 62% de cada galón de combustible, sin tener en cuenta las necesidades del consumidor” indicó Felipe Muñoz.

REGRESAR

Últimas noticias

Noticias

Se realizó el V Foro de Seguridad en el Transporte de Carga Zona Sur

Septiembre 18, 2018
LEER MÁS AQUÍ
Noticias

Este próximo 6 de Octubre disfruta de la Fiesta de la Familia Transportadora

Septiembre 08, 2018
LEER MÁS AQUÍ